Las sociedades modernas se encuentran en una constante carrera en el tiempo por desarrollarse. Durante ese lapso, avances en todo orden modifican su entorno y le obligan a adecuarse al mismo. Factores como la búsqueda de fuentes de energía alternativas a las tradicionales y el auge de la tecnología influyen en este orden de cosas.

Es por esta razón que surgen las ciudades inteligentes, no necesariamente concebidas como en las películas de ciencia ficción, sino más bien acondicionadas para que sean sostenibles, de modo que el individuo se sienta a gusto en un entorno desarrollado, pero con el máximo bienestar ambiental.

La optimización de estas instalaciones se edifica en función de las ventajas y desventajas de las ciudades inteligentes, a fin de que se hagan todas las mejoras que sean necesarias para lograr la excelencia en estas ciudades.

Ventajas desventajas ciudades inteligentes

¿Qué son las ciudades inteligentes?

Pero antes de ir con las ventajas y desventajas de las ciudades inteligentes, vamos con el concepto de este tipo de ciudades, las cuales cuentan con un desarrollo urbano basado en la sostenibilidad, capaz de responder adecuadamente a las necesidades básicas de instituciones, empresas, y de los propios habitantes, en los planos económico, operativo, social y ambiental.

Más ciudades se suman

En la actualidad muchas urbes y metrópolis están adaptándose a la tendencia de tener ciudades de este tipo. Por supuesto, las ventajas y desventajas de las ciudades inteligentes son más comunes de lo que crees. Veamos detalladamente cuales son.

Ventajas desventajas ciudades inteligentes

Ventajas de las ciudades inteligentes

El uso de este modelo por parte de muchas urbes o metrópolis que consideran haber abrazado este modelo inteligente se pueden desglosar en los siguientes puntos:

Integración con el Internet de las cosas (IoT)

Uno de los conceptos más importantes dentro de lo que se conoce como ciudades inteligentes es la integración con el Internet de las cosas, o mejor conocido como IoT. Aprovechando el auge del Internet, y de los dispositivos inteligentes, se puede no solamente integrar el entorno a nivel de hogar, sino también a nivel empresarial, industrial y/o institucional.

Ello pudiera crear celdas o sectores donde la gestión de recursos, servicios o sistemas de control dentro de la ciudad, se haga de un modo más eficiente, lo cual nos lleva al siguiente punto.

Monitoreo inteligente

La gestión de recursos, servicios o sistemas de control dentro de la ciudad, se puede monitorear de un modo más eficiente y apoyado en sistemas de información y herramientas informáticas que envían datos en tiempo real a uno o varios centros de control.

Esta característica pudiera aplicarse en casos específicos para control de riesgos, gestión de servicios públicos, control de sistemas de alumbrado público, electricidad, gas, agua o internet, mobiliario público, etc.

Uso de sistemas de gestión para mejor toma de decisiones

La interacción entre los diferentes nodos o sectores en una ciudad inteligente, genera una serie de requerimientos o necesidades de acuerdo al entorno y a su realidad. Manejar esto requiere de un plan apoyado en una buena toma de decisiones.

Gracias a la interconectividad, las herramientas informáticas y de gestión, se pueden obtener valores en tiempo real que generen reportes de utilidad para las autoridades competentes, en las cuales tendrán un gran apoyo para mejorar las necesidades que puedan presentarse en la ciudad, o los servicios existentes. Asimismo, se puede planificar a corto, mediano y largo plazo, o mantener un mejor control sobre aspectos como la recaudación de impuestos.

Mejor equilibrio con el medio ambiente

Uno de los aspectos clave de las ciudades inteligentes es lograr el equilibrio con el medio ambiente circundante. Tomando en cuenta factores como el impacto ambiental, y los problemas derivados como la contaminación, el calentamiento global o el manejo de desechos, se pueden crear modelos sustentables que logren el mayor equilibrio posible con el medio ambiente.

Esto puede lograrse basado en los puntos planteados anteriormente, y por medio de sistemas de apoyo en lo concerniente al consumo energético, aprovechando recursos naturales presentes tales como la energía solar o eólica. O también, crear áreas verdes que sirvan como pulmón vegetal para la ciudad.

Ejemplo de esto son los paneles inteligentes colocados en la ciudad-estado de Singapur, más específicamente en el área de los Jardines de la Bahía, los cuales aparte de albergar abundante vegetación, aprovechan el mismo viento para permitir una mejor entrada del aire y del agua, aparte de mantener fresca la zona.

El reciclaje y la reutilización de desechos como fuentes de energía, o como sustento para la misma ciudad, también puede ser gestionado por medio de este modelo.

Oportunidades de crecimiento para startups, PYMES y empresas

También la parte económica se ve beneficiada en este modelo de ciudades inteligentes. Ya que se abre un amplio abanico para el desarrollo de proyectos en beneficio del entorno a startups, PYMES y grandes empresas. Todo esto debe orientarse al fomento y mejora del modelo de ciudad inteligente, o servicios orientados a la misma.

Desventajas de las ciudades inteligentes

Pero no todo podría ser tan ideal y tan perfecto. El modelo de ciudad inteligente también presenta sus desventajas, los cuales expondremos a continuación.

Financiamiento

Inicialmente el problema más agudo es la financiación por parte de la administración, dado que se requiere una inversión importante en tecnología.

Gran inversión en alta tecnología y servicios derivados

Dada la implantación de un alto grado de tecnología, se depende de compañías que ofrezcan estos servicios, tanto a nivel público como particular, lo cual obviamente encarece los servicios e impuestos en la comunidad.

Problemas con la privacidad

Se puede producir una reducción considerable de la intimidad. Dado que el modelo aparenta ser más eficiente, se debe observar qué hábitos tiene el consumidor en todos sus aspectos y niveles. Esto se parece mucho a las políticas de uso de ciertos servicios en la web, de las cuales ya se ha sabido que carecen de fallas de seguridad y filtraciones de información.

Alto costo a nivel inmobiliario

Por tener servicios inteligentes, los inmuebles circunscritos en la comunidad orientada a este modelo, por el tipo de tecnificación, son más complejos de ejecutar y construir. Esto también puede derivar en mayores brechas tecnológicas entre ciudades y realidades, dado que no todas las ciudades pueden asumir tal coste. Aparecen las ciudades de primera y segunda clase.

Polución electrónica

Por la complejidad que absorben las ciudades inteligentes, producen al mismo tiempo un aumento considerable de residuos electrónicos, creando también su propio tipo de contaminación.

Si quieres saber más, puedes leer este artículo o seguir este enlace. Si lo prefieres, también puedes ver este vídeo: